UN DESTINO PARA CADA MES: “LAS VEGAS” EN OCTUBRE

El mes de octubre arranca con fuerza, con chispa y con muchas ganas de pasarlo bien. ¿Mi propuesta? “LAS VEGAS” ¿Sorprendidos? Seguid leyendo…

Hay que recordar que “Las Vegas” está construida en mitad del desierto, por lo que las temperaturas en los meses de verano (junio, julio y agosto) superan los 40 grados. Y en invierno, aunque no lo parezca, suele hacer bastante frío (mínimas de 0 y máximas de 18). Así que si estáis pensando en viajar a “Las Vegas” los mejores meses en cuanto al confort climático son abril, mayo, septiembre y octubre. Os encontrareis temperaturas que rondan los 28-30 grados y un sol prácticamente asegurado.

Para ser un destino “en la otra parte del charco” hay una gran oferta de vuelos baratos (sobre 500€ ida y vuelta) y con muy buenas combinaciones desde Madrid o Barcelona.

En cuanto al alojamiento, podría pareceros a primera vista que podría ser carísimo, pero no lo es tanto, por menos dinero del que imagináis , os podréis alojar en algunos de los tantos hoteles que se han hecho famosos en las películas… The Venetian, Caesars Palace, The Bellagio, Luxor, Paris… También están los hoteles más económicos en la parte más antigua de Las Vegas o los que no están situados en la strip (calle principal).

Nuestras primeras vistas de Las Vegas al atardecer, conduciendo el Mustang descapotable por la Strip... IMPRESIONANTE

Nuestras primeras vistas de Las Vegas al atardecer, conduciendo el Mustang descapotable por la Strip…

De verdad, hay muchísimas ofertas, así que es cuestión de indagar en los buscadores o en la propia web del hotel. ¡Venga que Las Vegas os está esperando!

Podéis ver el hotel que escogimos y consejos para elegir habitación, pinchando AQUÍ.

Todos tenemos en mente las películas y las series que tanto nos han acercado a la “ciudad del pecado”, y os puedo afirmar, que sí, que Las Vegas es así, tal cual se ve en las pelis. Estar allí, es sentirse en mitad de una gran plató cinematográfico donde el protagonista es uno mismo. Así, que por una vez en la vida, vale la pena vivir tu propia película en esta ciudad sin límites.

 ¿Qué hacer en “Las Vegas”?

-Lo principal y GRATIS, es que se puede entrar a todos los hoteles, de hecho esta es la actividad con mayor atractivo, patearse la strip y recorrerse los hoteles más famosos y exclusivos.

-Espectáculos y conciertos: Hay infinidad, así que es cuestión de ojear el calendario y elegir, un clásico fijo es el “Cirque du Soleil” o unas horas de magia con “David Cooperfield”.

-Ir de shopping en el OUT LET PREMIUM. Sí, ya os lo advierto, os podéis volver locos de remate y arrasar comprando, la fiebre consumista te enloquece como en pocos lugares del mundo, pero es difícil resistirse a primeras marcas a un 60% o 70% de descuento, y encima pagar en ¡dólares! Nosotros tuvimos que comprar allí mismo una maleta para meterlo todo… jejeje.

-La fuente del Hotel Bellagio: seguramente la habréis visto en muchas películas, es gratis y los pases son cada media hora. ¡Precioso! No tan espectacular, pero curioso es el volcán en el Hotel Mirage.

-Casarte o renovar los votos en Las Vegas, este sí que es el clásico de los clásicos. Por muy poco dinero podréis vestiros de Elvis y Marilyn y dar el sí quiero a ritmo de guitarra, o si queréis ahorrar en vestuario, lo último son las bodas nudistas… jejeje. Lo dicho: En Las Vegas, ¡todo vale! (por cierto, podéis contratar el servicio online y compartir vuestra boda en directo a través de skype o redes sociales… seguro que causáis una revolución con los “me gusta”, jejeje).

-Clubs y discotecas: Locales nocturnos exclusivos se llenan con auténtica gente “guapa” que parece haber sido sacada de una agencia de modelos… Si os gusta la noche, aquí vais a disfrutar. Si queréis entrar gratis, podéis ir a primera hora o pasaros por el local durante el día y decirles que os apunten en la lista de invitados.

– Visitar la zona antigua de Las Vegas donde encontrareis la Calle Fremont, una combinación alucinante de luces, sonido y música que no os dejará indiferentes.

-Subir a la montaña rusa del New York-New York Hotel os parecerá un paseo en barca en comparación con las atracciones no aptas para cardíacos que ofrece el Hotel Stratosphere, lanzaderas y más montañas rusas pero a 350 metros de altura, os darán una panorámica de la ciudad como ninguna otra.

Paseando por la STRIP.

Paseando por la STRIP. Las 2 de la mañana y nos metimos en el Hotel Venetian con un cielo azul intenso…

-Casinos: Tanto si os gusta el juego como si no, pasareis “casi por obligación” por muchos casinos durante vuestro viaje en Las Vegas, casi todos los hoteles tienen uno y os aseguro que lo tienen todo calculado al milímetro para haceros perder la noción del tiempo. De pronto entrareis a una sala atemporal, llena de luces, sonidos, maquinitas y mesas de juego. Da igual la hora que sea, están abiertas las 24 horas del día. No hay ventanas ni visión a la calle, así que da lo mismo lo que ocurra fuera, si hay 40 grados, como si son las 4 de la mañana o las 2 del medio día, aquí siempre se está igual y lo más fuerte es que a todas horas hay bebida, comida, señoritas bailando encima de las mesas de la ruleta… está todo estratégicamente organizado para que incitaros a seguir jugando. Así que si os gusta trasnochar y sacar el vampiro que lleváis dentro, este será vuestro paraíso.

Por cierto, ¿queréis beber gratis? Si estáis jugando en el casino, no tardará en llegar una señorita preguntando amablemente qué os apetece beber, sí, sí, y gratis. En nuestro caso, que no nos va el juego para nada, hacíamos como que metíamos moneditas y las coronitas no dejaban de venir, jejeje (no lo diré muy alto).

-Pool parties: Sí, lo que os imagináis, como en las pelis de nuevo, pues eso mismo. Bellezones exuberantes maquilladísimas, peinadísimas y morenísimas tomando cócteles en la piscina, con medio cuerpo en el agua para no mojarse el pelo y contoneándose al son de la música. Pasarela para concursos de Miss camiseta mojada y Miss tanga… dejémoslo aquí. Sinceramente, nos sentimos un poco fuera de lugar al bañarnos en esta piscina, creo que era la única chica que nadaba y metía la cabeza en ¡el agua! Me faltaban Kilo y medio de silicona, extensiones y pasar por chapa y pintura para poder mimetizarme en el ambiente…jejeje en este caso, no seguí mi norma viajera de : allá donde fueres, haz lo que vieres… jejejeje.

 ¿Dónde comer?

En primer lugar y siguiendo las pautas de Las Vegas, hay muchísimos restaurantes abiertos las 24 horas y con toda la carta a vuestra disposición. Sí, sí, ¿te apetece un desayuno continental a las 5 la mañana o un buen entrecot con patatas? Pues da lo mismo, en Las Vegas todo vale, y te lo preparan con gusto.

¿Queréis probar los ”donuts” típicos que aparecen en las pelis americanas? Al más puro estilo de los policías norteamericanos ¡disfrutad de toda una variedad de “donuts” recién salidos del horno! Los originales, los podréis comprar en el Hotel Stratosphere, Excalibur y en el Circus Circus.

Por unos días, dejad vía libre al colesterol y no dejéis de probar la auténtica comida americana, hamburguesas, costillares, alitas picantes… ¡ojo! Las raciones son XXL, así que con un plato hay más que suficiente. A nosotros ya nos pasó, y la primera vez creo que pedimos raciones para un equipo de futbol…jejeje No es broma si os digo, que Javi y yo pillamos el mayor empacho de nuestras vidas, estábamos tan llenos que al salir del restaurante nos tuvimos que sentar en un banco porque todas nuestras energías estaban concentradas en intentar hacer la digestión. Ahora me río, pero… jejeje. Así que: después de una cena americana XXL no os zampéis una copa de helado XXXXL…

Además de hamburguesas, podréis encontrar una oferta de todo tipo y para todos los bolsillos. También son muy populares los buffets libres a precios realmente económicos. En los hoteles y por la calle os ofrecerán decenas de promociones, libritos con descuentos para los restaurantes y espectáculos.

¿Niños en Las Vegas?

Por supuesto que ¡sí! Las Vegas es el Disney de los adultos pero existen cientos de actividades para realizar con los niños; parques temáticos, parques acuáticos, espectáculos, una fábrica de chocolate… y hasta un museo didáctico para ellos. Así, que puede ser totalmente compatible.

¿Qué llevar en la maleta?

Ganas de pasarlo bien, cachondeo, humor y unas bonitas y cómodas “sandalias” para patearse toda la ciudad sin perder el toque de glamour, jejeje.

Las Vegas, también de d´

Las Vegas, también de día.

Consejito 1: Antes de viajar, os podéis pegar una sesión de cine alquilando las pelis más famosas; Resacón en Las Vegas, Ocean´s Eleven, Casino, Algo pasa en Las Vegas… una vez allí, será como un “déjà vu”.

Consejito 2: El primer impacto es realmente impresionante, así que os recomiendo llegar a Las Vegas al atardecer o entrada la noche, donde todo se ilumina y cobra mayor fuerza e intensidad.

Para finalizar, deciros que nosotros estuvimos 4 días y creo que si nos hubiéramos quedado más, nos hubiéramos trastornado del todo… jejeje. Por lo que Las Vegas, no lo veo un lugar como destino único sino como complemento a un viaje por otras zonas de EEUU, no os podéis perder una de las maravillas del mundo como “El Gran Cañón del Colorado” (este me lo dejo para otro post).

Y recordad que: “Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas” & “Living Las Vegas…”

Por Silvia Martí

LAS VEGAS SILVIA

2 LITROS de Piña colada para mi solita… jejeje

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s