FAMILY TRIP POR SUIZA: EMMENTAL-BLAUSEE-ADELBODEN

Seguimos descubriendo Suiza, en esta ocasión, un viaje totalmente improvisado, de hecho, la mañana que salimos no sabíamos donde ir, ya que teníamos duda por el factor meteorológico. ¿Cómo lo resolvimos? Nos fuimos detrás del sol, jejeje, así fue, buscamos en los partes del tiempo, el dibujito del sol, y allá que nos fuimos. Como resultado: una ruta de 3 intensos días rodeados de paisajes espectaculares de lo más recomendable. Así que si estáis por esta zona de Suiza, es un buen plan para pasar unos días.

RUTA: Zürich-Emmental-Blausee-Adelboden

IDIOMA: Alemán

PLAN DE VIAJE: Visitar la población de Emmental, reconocida mundialmente por darle nombre al famoso queso de los “agujeros”, hacer noche en un tranquilo hotel rural enclavado en un paraje natural rodeado de prados con vacas, cabras y caballos. Hacer trekking por el Blausee, un parque natural con un lago de aguas cristalinas y de colores inusualmente intensos. Descansar en un auténtico hotel suizo de montaña en la localidad de Adelboden, punto de partida para disfrutar de las diferentes actividades que nos ofrecen los Alpes.

PRECIO: Medio

TRANSPORTE: Nosotros nos hemos movido con coche, aunque también se puede realizar con transporte público. http://www.sbb.ch/en/home.html

TEMPORADA: Cada estación tiene su encanto y variedad de actividades según el clima.

VIAJEROS: Javi, mi marido, mi hija Valeria con 18 meses y yo.

DÍA 1: Zona Emmental.

Nuestro plan era tan simple como encontrar un lugar tranquilo donde pasear y estar rodeados de un paisaje bonito. Nuestras premisas para buscar el hotel eran las siguientes:

-Hotel tranquilo con ambiente rústico y acogedor.

-Que tuviera servicio de desayuno y cena (para no tener que preocuparnos de buscar un restaurante).

-Que tuviera alguna zona de entretenimiento para nuestra hija.

-Que aceptaran perros.

-Que estuviese bien de precio. (Importante, tratándose de Suiza, jejeje).

Cena en el hotel típica suiza.

Cena en el hotel típica suiza. Parque con columpios en el hotel.

Justo encontramos lo que queríamos, un hotel sencillo, rústico y a buen precio:

“Hotel Appenberg”, situado en una tranquila zona de granjas, construcciones típicas suizas y rodeado de prados.

Desde aquí, hay muchas posibilidades de realizar todo tipo de actividades (rutas de senderismo de nivel fácil (para ir con los niños o carrito de bebés), visitar Emmental y toda una serie de actividades posibles que van desde degustar y observar la fabricación de su queso, rutas en bici o a caballo, golf, caminatas, convertirte en un caza tesoros lavando oro o en un experto alfarero. ¡Tú decides!

Alrededores de Emmental.

Alrededores de Emmental.

DÍA 2. Blausee.

Este es un precioso lago de cuento de hadas al que le tenía muchas ganas. Ya me habían comentado que era un lugar bucólico, con encanto. Y vaya que ¡sí! Desde el primer momento, me cautivó.

Situado en Kandersteg, a poco más de 2 horas de Zúrich tanto si se va en coche como en tren.

Blausee, se ubica en mitad de un parque natural de 20 hectáreas, rodeado de bosques, montañas, ríos y cascadas. Este lago de aguas de colores azules intensos, profundos y cristalinos, es peculiar por su procedencia de aguas subterráneas y fue durante muchos años, escenario de decenas de historias y leyendas con hadas y doncellas, y es que una vez visitado, la belleza romántica del lugar llega a ser desbordante.

Por otra parte, como suele ser habitual, los suizos han sabido sacarle partido, y cobran una entrada por acceder al lugar, allí podréis encontrar también un restaurante, hotel, una granja de truchas orgánicas, otra de animales y unas barquitas con fondo de cristal.

Para un auténtico plan suizo, junto al lago, hay muchas barbacoas de uso público y zonas de pic-nic, con papel de periódico y maderas para no tener que llevarlo de casa. Es ideal para pasar el día en familia, ya que dispone además de un parque infantil de aventuras con columpios, toboganes y cuerdas. Por lo que puedes estar preparando la barbacoa tranquilamente sin perder de vista a los niños que juegan encantados en el parque.

El paseo desde la entrada hasta llegar al lago y bordearlo por los senderos entre el bosque selvático, es realmente impresionante. Por supuesto, que para los que quieran realizar senderismo, existen rutas bordeando el río.

Sin duda, una joya paisajística a añadir al catálogo de visitas “must” en Suiza.

Trekking por Blausee.

Trekking por Blausee.

Nota: Los fines de semana puede llegar a masificarse, por lo que es recomendable visitarlo entresemana, y si no es posible, evitar la hora punta (de 12 a 15). Nosotros fuimos sobre las 9:30 de la mañana y sobre las 13:00 horas salimos y notamos cómo empezaba a llenarse. Los fines de semana también suele ser escenario de bodas y celebraciones…

DÍA 3: Adelboden

De Blausee, llegamos en poco más de media hora, a la localidad de Adelboden, en los Alpes berneses. Aquí busqué un alojamiento bajo las mismas premisas descritas anteriormente y fue otro ACIERTO.

El hotel elegido se llamaba Adler, un hotel- chalet con carácter típicamente suizo, acogedor, céntrico y con unas vistas espectaculares. Lo mejor: un centro wellness donde pudimos bañarnos con nuestra hija, con vistas panorámicas a los Alpes y un jacuzzi exterior, todo un placer relajarse bajo la lluvia…

También dispone de un parque con columpios exterior y una parque de bolas interior con futbolín, dardos, billar y zona de estar para los niños más mayores.

La habitación bonita, cómoda y acogedora, con balcón de madera tallada y adornada con grandes macetas con flores de color rojo intenso.

A destacar, el desayuno buffet completísimo, con posibilidad de elegir el tipo de café (expresso, capuccino…) importante para los amantes cafeteros. Y adornado de nuevo con las vistas de los Alpes con una gran cascada de fondo.

Hotel en Adelboden.

Hotel en Adelboden.

Desde aquí, hay cientos de actividades de turismo activo para realizar, tanto en invierno, protagonizado por el esquí, como en verano, con las rutas de senderismo, bicicleta y descenso desde lo más alto de la montaña hasta el pueblo (no hay que ser experto) con unas bicis-patinete que tiene que ser ¡la leche!. Al ir con la peque, no pudimos, pero me lo reservo para otra ocasión. También hay una ruta especialmente diseñada para ir con silla de ruedas o carritos de bebes. Todo un puntazo.

El hotel nos incluía el pase para subir a las cimas con los diferentes teleféricos y miradores a más de 2000 metros.

Y con esta ruta EMMENTAL-BLAUSEE-ADELBODEN doy por concluido otro planazo para disfrutar de este bello país alpino.

Por Silvia Martí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s