VIAJAR EN AVIÓN CON TU BEBÉ (de 1 a 2 años)

Nuestros hijos crecen y vamos observamos cómo cambian día a día, cómo evolucionan… por este motivo, veo necesario el escribir un nuevo post dedicado al tema de volar con bebés, ya que no es lo mismo volar con un bebé de pocos meses, que pasado el año.

Si ya de por sí, el hecho de volar nos puede alterar un poco (unos más y otros menos), cuando volamos con nuestros hijos, esta sensación puede multiplicarse. Por lo que conviene planificar, organizar e ir con el tiempo suficiente de antelación para ir con calma durante todo el proceso de facturación, control, espera y embarque.

En el post “Viajar sola en avión con tu bebé” podéis encontrar todo tipo de información muy detallada al respecto, si vais a volar en breve, puede resultaros de gran ayuda el repasar cada punto (hasta yo misma, releo este post días antes de volar, jejeje).

En este post, simplemente narraré mi experiencia de volar con mi hija de año y medio y algunos truquitos para disfrutar de la experiencia.

En la actualidad, ha cumplido los 18 meses y hemos seguido volando y he de confesaros… que la cosa va cambiando, jejeje y sí, empieza la ¡acción!

Ayyyyy… ¡Qué fácil que era volar antes, cuando era un bebé pequeñito!

El cambio radical empieza una vez dan sus primeros pasos, sus ansias de explorar, tocar, probar… correr hacia aquello que le interesa… nos hará en más de una ocasión, parar y coger aire para mantener la paciencia.

Por poner unos ejemplos rápidos de mi hija: quiere llevar ella su propio pasaporte y enseñárselo a cada miembro del personal de vuelo, sube y baja la persianita de la ventana 30 veces, saca las revistas, el manual de actuación en caso de emergencia, la bolsita de los vómitos… otras 30 y por supuesto la bandeja de la comida la sube y la baja, provocando ruido y vibraciones en el asiento del pasajero de enfrente. Se quiere poner de pie cuando tiene que llevar el cinturón… Con la comida, le da por querer alimentar a la señora de al lado y en un despiste le pegó “un ligero manotazo” en la cabeza del señor de enfrente…

¡Atención! No es que mi hija sea más trasto que los demás, sino que es un comportamiento habitual cuando tienen estas edades. Después de observar a numerosos niños y de comentar con otras madres, los niños suelen reaccionar de manera similar (otros mas y otros menos) cuando están metidos en un avión.

Así que, lo primero que no debe faltar en tu equipaje de mano es una gran dosis de paciencia y mucho, mucho humor.

Son bebés, y hay que ponerse en su lugar, de nada sirve ponerse nerviosos ni padecer por el “qué dirán” si mi hijo llora, “qué dirán” si mi hijo grita…

En esta edad los niños no hablan más que palabras sueltas y no pueden expresar todas las emociones que están viviendo, por lo que si gritan para expresar su emoción ó lloran porque de pronto notan la presión en sus oídos…es completamente normal y nadie mejor que tú para acompañarle en esos momentos.

En más de una ocasión he visto a alguna madre agobiadísima no por el hecho de padecer porque su hijo lo está pasando mal (que sería lo realmente importante) sino por el hecho de no querer molestar a la gente.

Así que, señores y señoras que miráis con esas caras de desaprobación cuando os toca un bebé o niño cerca de vuestro asiento; son personas y como tales, tienen el mismo derecho a volar que un adulto y deberían comprender que no lo hacen por “jorobarles el vuelo”, sino simplemente son, cosas de niños. Los padres intentaremos que nuestros hijos pasen un buen vuelo y que molesten lo menos posible, pero un poquito de comprensión por parte de este tipo de pasajeros serían muy de agradecer.

Parece que volar en esta edad pueda ser una dura tarea, pero la situación no se alarga mucho, jejeje ya que el movimiento del avión en marcha les calma y como por obra de magia, suelen dormirse.

TRUQUITO 1: Intento siempre “cansarla” jugando más intensamente unas horas antes del vuelo. Por ejemplo si sé que en el aeropuerto hay una “Family room” o zona con parque infantil, vamos un poco antes y así, aparte de familiarizarse con el lugar, no paramos de jugar para que llegue cansada al vuelo y sea más fácil el que se duerma.

Jugando en el parque de dentro del aeropuerto antes de embarcar.

Jugando en el parque de dentro del aeropuerto antes de embarcar.

Una curiosidad acerca de su crecimiento y capacidad de comprensión: con 17 meses, fue la primera vez que mi hija fue totalmente consciente de que iba a subir a un avión. A diario, es ver un avión y siempre lo señala, le chiflan, así que al tenerlo cerca lo identificó enseguida.

Desde que entramos al aeropuerto, ya íbamos viendo los aviones por los ventanales y le iba diciendo que íbamos a subir. La verdad que fue un vuelo muy especial y nos lo pasamos súper bien, la veía emocionada como si fuese a subir a una atracción de feria, señalaba cada cosa por la ventana y en “su idioma de año y medio” decía emocionada todo lo que iba descubriendo.

TRUQUITO 2: Días antes del vuelo, le dibujo un avión, o si vemos uno volando, nos paramos para verlo bien, también tiene un peluche en forma de avión (regalo de la aerolínea de un vuelo) y jugamos a hacerlo volar. Todo esto le familiarizará una vez llegado al aeropuerto, y ese día será como un juego.

TRUQUITO 3: En el aeropuerto, le explico cada cosa que vamos viendo, desde antes de embarcar hasta que despega y le hago partícipe en llevar una mochilita (con algunos juguetes que no pesan) . Y dentro del avión, elijo ventana para poder entretenerla con lo que vamos viendo y además porque una vez se duerme es más cómodo para mí, el coger una buena postura apoyada en la ventana.

Económicamente tenemos una muy buena noticia: hasta los dos años, los bebés no pagan (sólo tasas), así que hay que apurar al máximo, ya que en el bolsillo, esto se nota. Por contrapartida no tienen derecho a asiento, así que tendrán que ir contigo, aunque podemos intentar lo siguiente:

TRUQUITO 4: En los vuelos de larga duración (normalmente los intercontinentales), llamar con mucha antelación para reservar cuna. Además, una vez estéis facturando, intentar que os coloquen en la primera fila para tener más espacio y mayor facilidad para acceder a la zona donde se colocan las azafatas y el baño y así poder pasear un poco por la zona. Hay varios sitios en el avión que tienen un espacio más amplio. ¡ojo! Que no está permitido viajar con niños en los asientos al lado de las salidas de emergencia, por cuestiones de seguridad.

TRUQUITO 5: Preguntar si hay algún asiento libre y si os pueden hacer cuadrar vuestros asientos para poder ocupar ese sitio. Esto es algo que se agradece enormemente, no porque el niño se vaya a quedar sentado solo, sino porque el hecho de no tener a nadie pegado a tu asiento, no te da tanta sensación de agobio, ni tienes que estar tan pendiente de que tu hijo “moleste” a la persona de al lado.

En esta edad, los bebés se mueven muchísimo, ¡no paran! Así que si tenéis suerte de poder tener un asiento libre, podréis tener mayor libertad de movimientos.

En los vuelos de corta duración, normalmente no hay cunas y los vuelos suelen ir completos. Pero por preguntar… ¡que no quede!

Sobre el tema de la comida y bebida en este rango de edad de 1 a 2 años, depende de la compañía aérea y de la duración del vuelo puede que les den algo de comer o no. Preguntad, pero yo siempre me llevo las cosas que le gustan, ya que en pleno vuelo no es plan de que no le guste lo que haya (suelen dar potitos) o no les siente del todo bien al no estar acostumbrados.

Así que además de llevaros lo que suela comer, yo me llevo, galletitas, algún zumo o smoothie de frutas, cereales para picar, tortitas de arroz…y su botella de agua (mi hija utiliza una botella normal y corriente pero con “pitorrito”).

Y entrando en este tema, podemos hacer una pequeña reseña al tema del control de seguridad.

Hay aeropuertos que te dejan pasar el control por la zona VIP o de minusválidos, preguntar antes, ya que este es uno de los momentos más complicados, cuando intentas colocar tus pertenencias en las bandejas, no descuidarlas, quitarte los zapatos y demás objetos que puedan “pitar”, sacar el portátil de la funda, guardar pacientemente la cola y a todo esto que tu hijo no salga corriendo en dirección contraria… Y si además vas sola… jejejeje.

Como sabéis está prohibido el llevar líquidos que sobrepasen los 100ml por recipiente, pero cuando viajamos con bebés, normalmente suelen ser comprensivos y dejarte pasar agua y zumos de más cantidad que la establecida. La comida por supuesto que podéis pasarla.

¡ojo! En este punto tuve una ligera discusión con la señora del control de seguridad, ya que me dijo que el agua sólo la podía pasar dentro de un biberón.

¡qué, ¿qué?! Si mi hija no ha probado un biberón en su vida… mi hija come normal, bebe agua de botella normal y la leche la toma de mi pecho, así que no me hace falta ningún biberón para nada.

En fin, un absurdo y falta de conocimiento y ganas de querer meternos a todos en el mismo saco (Bebé=biberón). Al final, se llevaron la botella a analizar y me la dejaron pasar…

Por último, y resumiendo, cada niño es un mundo y cada experiencia es única y un aprendizaje, así que lo dicho: con paciencia y humor pasareis un día de lo más entretenido.

¡A disfrutar del vuelo!

A punto de embarcar... Probando cómo sentarse...

A punto de embarcar… Probando cómo sentarse…

Anuncios

12 pensamientos en “VIAJAR EN AVIÓN CON TU BEBÉ (de 1 a 2 años)

  1. Totalmente de acuerdo Silvia, mi hija tiene ahora 23 meses y ahora si que es una aventura el vuelo! Es consciente de que esta volando, no se está quieta…al volver de las vacaciones de verano le compré un librito de pegatinas y así estuvo entretenida todo el vuelo. A ver la próxima vez jeje

  2. Hola Silvia, he leído tus post sobre volar con bebe y es de lo mejor que he encontrado, no sabes como me ha ayudado, sobre todo en la ansiedad que llevo de hace unos días por el viaje que tengo en un mes Madrid – Santiago de Chile sola con mi pequeña de 19 meses.
    Los detalles y trucos ayudan mucho para hacerme la idea y organizarme con tiempo y así que los nervios no me ganen.
    Te cuento que he visto una hamaca flyebaby.com que de adapta al asiento delantero ( donde tienes la mesa) y puedes poner ahí al bebe. La has usado? El vuelo lo hago de noche así que confió en que la niña duerma, pero ahí es mi preocupación. Como me las apaño para llevarla encima en un vuelo de las de 12 hrs.? Me gustaría preguntarte si tienes algún dato sobre esto.
    Lo demás, preparativos, los bolsos, etc lo tengo claro con tu post.

    Gracias por compartir tu experiencia !!

    Un saludo afectuoso
    Angie

  3. Hola Angie!
    Lo primero fuera nervios, ya verás como va mucho mejor de lo que esperas, pero lo dicho, tranquilidad, mucha paciencia y si en algún momento protesta, centrate en tu bebé, preocuparse por el qué dirán no sirve mas que para ponernos más nerviosas. Es normal tanto si un bebé protesta como si no. Pero intentaremos hacer todo lo posible para disfrutar, y esto es literal , DISFRUTAR del vuelo, ok?
    No he probado la hamaca, pero podría ser una buena idea. Acabo de entrar a verlo y por lo que veo me parece muy práctico cuando los bebés son pequeños, con 19 meses, (la mia tiene 21 recién cumplidos) igual se les queda pequeño.
    En primer lugar, en vuelos de larga duración tienen que tener cuna, llama cuanto antes para preguntar y reservarla, eso sí que sería una buena ayuda, ya que cuando se durmiera, la puedes dejar ahí, y tu poder ir al baño, levantarte o estirarte.
    También suelen ser benevolentes y dejan si pueden algún asiento libre al lado del tuyo para estar más cómodos, o dejan los de la primera fila que suelen ser más anchos.
    En nuestro último vuelo desde Punta Cana a Madrid, nos dejaron 3 asientos para las dos y lo que hice fue que cuando se durmió la tumbé entre los respaldos y mi cuerpo (yo también me estiré completamente) y así ella no podía caer y dormimos todo el vuelo, nos despertamos en el desayuno. Impresionante, la verdad. Al ir de noche, te facilitará mucho la tarea.
    LLama y pide alguna comodidad, seguro que lo tienen en cuenta. Y además cuando vayas a facturar, lo vuelves a decir. Que si hubieran asientos libres que os pongan en ellos. Intenta ir lo antes posible a facturar, ya que así lo que harán será bloquear los asientos de tu fila (que son los que utilizan para bebés ya que no todas las filas disponen de mascarilla de oxígeno). Y en el caso de que no llenen el avión tu fila (o lo que puedan) la dejarán libre. En el caso de que factures tarde puede ser que lo llenen y no os tengan en cuenta.
    Ya verás como os va genial!!!
    Y si te apetece, a la vuelta me cuentas!!

    Buen fin de semana,

  4. Hola Silvia, Gracias por responder!!

    Sobre la cuna, ni siquiera me lo planteo porque es apto hasta 8 kilos y 71 cent ( normas de Lan con la que vuelo) pero Martina pesa poco más de 10k y mide más. Por eso pensé en la opción de la flyebaby. (Intente comprarla pero en la EU no esta lo mandan de EEUU ).

    Gracias por los consejos, Hace que no me sienta sola en este viaje que me toca!!

    Besos

  5. Hola Silvia!!!Acabo de encontrar tu blog, y he de decirte que es todo un descubrimiento. Te agradezco enormemente que compartas con nosotros tus experiencias. Nosotros somos un pareja que hace un año fuimos papás de una niña. Hasta entonces habíamos recorrido bastante ( África, China, Vietnam, Costa Rica….), para este año queremos ir a Escocia, y por supuesto los tres y un amigo que tenemos que es como otro hijo. Pero la verdad me agobia un poco todo el tema de la logística que necesitamos con la niña ( sobre todo cuna y trona, aunque supongo que tendré que buscar alojamientos que tenga para evitar llevar otro armatoste más) y también el tema de comidas en otro país. Para cuando vayamos tendrá 15 meses y esto es lo que más me agobía, y sobre todo si sabremos hacer que ella disfrute y nosotros también.
    Muchas gracias.
    Un saludo.

    Cristina.

    • Hola Cristina!! Encantada de poder ayudar.
      Antes que nada decirte que tu hija estando con vosotros y si vosotros estais bien, ella estará bien y disfrutará. Con esa edad, lo que quieren es estar con mami y papi y si vosotros estais felices, ella lo estará. Esa tranquilidad y alegría se transmite, así que nada de agobiarse por ella. Está claro que teneis que tener en cuenta más factores a la hora de viajar, pero Escocia es un buen país, donde podrás encontrar de todo para no tener que llevar cosas extras para el viaje. En cuanto al alojamiento, lo que tu dices, buscar uno que sepáis que disponga de facilidades para bebés y así no llevaros tantas cosas. Por cierto, yo tengo una mochilita pequeña que se acopla a cualquier silla y se convierte en trona y no ocupa nada porque es de tela. Un buen invento y muy barato! También sigo porteando a mi hija (ahora menos porque ya corre y quiere ir sola). Y sobre la comida, aquí es depende de lo que esté acostumbrada tu hija, yo desde un principio, come casi de todo lo que hago para nosotros y como solemos salir a comer fuera todas las semanas, está acostumbrada a comer desde sushi , jamón serrano o una phô vietnamita. A ver, que come muy poquito todavía, pero al haberla acostumbrado a esto, no me preocupa el tema de las comidas cuando viajamos. Por cierto, he creado una empresa relacionada con el mundo del viajar con niños. http://www.qualitygaia.com Somos una empresa consultora que certifica hoteles CHILDREN FRIENDLY a nivel mundial. Sieguiendo nuestra filosofía de poder viajar a cualquier parte del mundo con nuestros hijos. http://www.qualitygaia.com estamos empezando ahora, creo que es bastante interesante para las familias viajeras. También tenemos un Facebook: http://www.facebook.com/qualitygaia , ahora estamos con un concurso de una maleta chulísima para niños, si te apetece participar, todavía hay tiempo y por supuesto compartir con tus amigos! https://basicfront.easypromosapp.com/p/184326 y en la web, en el apartado del blog, escribimos posts para inspirar viajes con niños. saludos!!

      • Muchas gracias Silvia por tu ayuda!!
        La verdad que llevas razón, si estamos felices ella también estará feliz. He estado buscando lo de la trona de tela, todo un invento, yo tengo una portáil pero ocupa bastante más, pero ésta es ideal , es una solución muy buena. Y respecto a las comidas pues siempre esta la opción de que me lleve potitos y leche de fórmula, porque esta empezando con la alimentos enteros para cuando nos vayamos no se como lo llevará.
        Un saludo.
        Y gracias por animarnos a seguir haciendo lo que más nos gusta, VIAJAR.
        Cristina

  6. Bueno yo e viajado más de cinco veces con mi hijo desde q te ia tres meses y gracias a dios todas las veces q e viajado mi hijo se la pasaba durmiendo so cuando subo al avión , da mucho sueño a pesar de q ya haya dormido así solo se levanta cuando traen la comido y el lo olfatea jajjaj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s