¿ES POSIBLE VIAJAR CON UN BEBÉ?

Blausee. Suiza

Blausee. Suiza

Como veis en la foto somos un pack de 3 y seguimos en ruta.

¿Viajar con niños es posible? ¿Y seguís haciendo esos viajes tan chulos con la niña? Me preguntan con asombro, pues ¡claro que sí! Tener hijos no es un obstáculo para seguir conociendo mundo, todo lo contrario, es una nueva etapa para vivir nuevas experiencias a través de los ojos de tus hijos. Simplemente hay que adaptar la ruta a su ritmo, ser flexibles, no fijarse horarios estrictos ni ser demasiado exigentes con nosotros mismos, lo ideal es proponerse una idea de viaje inicial pero abierta a los cambios que puedan surgir y estar pendiente de atender las necesidades de vuestro(s) hijo(s) (hambre, sueño, cansancio, juego…). Tenemos que hacer “clic” en nuestra forma de planificar el viaje, cambiar la mentalidad y ponernos en lugar de nuestros hijos para organizar la aventura. Los niños van creciendo, y como tal, tenemos que adaptar el viaje a su edad, ya que no es lo mismo viajar cuando tienen meses (etapa fácil, ya que los puedes llevar casi a cualquier lugar), que cuando pasan del año y así sucesivamente (yo estoy todavía en la fase de cuando tienen año y medio). Escucho a muchos padres poner excusas de que si el bebé se va a aburrir, que si se va a poner enfermo, y si llora, que si esto que si lo otro…o veo parejas que antes de tener hijos, realizan un gran viaje (muchos de ellos suelen coincidir con La Luna de Miel) como despedida a las experiencias viajeras, y yo les preguntaría: ¿Por qué? ¿No disfrutasteis tanto? ¿por qué no repetirlo junto a tu(s) hijo(s)? En fin, por experiencia os digo, que vuestro hijo puede disfrutar tanto o más del viaje que vosotros, descubrir el mundo que le rodea, nuevos paisajes, nuevos sabores, nuevas personas, nuevos animales (mi hija se vuelve totalmente loca con cualquier animal que se le cruce en el camino, ¡le encantan! ). En definitiva un nuevo marco donde aprender y disfrutar del placer de viajar de una forma diferente junto a tus hijos, compartiendo el tiempo juntos. Una experiencia muy enriquecedora para el alma de la familia. Lo dicho, hay que aprender a moverse de “otra forma”, “a otro ritmo” y con la mochila llenita de paciencia y mucha dosis de humor, jejeje. Que también os lo digo por experiencia: por poneros un par de ejemplos de la semana pasada. En nuestra última escapada por los Alpes suizos estando en los alrededores del hotel, le digo a mi marido: Javi, encárgate tu de la niña que voy a hacer unas fotos tranquilamente. Al medio minuto, escucho: ¡ayyyy! Salgo corriendo hacia el grito de mi hija y la veo chopada enterita de arriba abajo, vaqueros, zapatillas, el pelo… y mi marido cogiéndola como con pinzas de los brazos me dice mientras la niña riéndose que quería más agua: «Es que se ha tirado a la fuente…» «Y yo me he tenido que meter para sacarla» Le miro, y ahí estaba él con las zapatillas y vaqueros chorreando también… ¿Pues que vamos a hacer en estos casos? Pues reírnos e ir a la habitación a cambiarse de ropa… jejeje (Acordaros con el tema maleta, meter mudas de repuesto ante imprevistos como este). Otro ejemplo de “santa paciencia”, íbamos a pasear por los prados en un paisaje donde me decía, aquí en cualquier momento me sale Heidi, Pedro y el abuelo…jejeje y cogimos el carrito de bebé con la intención de caminar a paso ligero y hacer una mini rutilla. «Venga Valeria, ¿Quieres montarte al carro que vamos de paseo? —¡No! Nos dice rotunda, pero riéndose. Venga un ratito, le digo mientras la cojo para incorporarla a la silla de paseo. » Y tal y como si la sillita tuviera pinchos, se retuerce y me hace señales de “al suelo”. Total, que nos tocó hacer la ruta andando, a su ritmo, parándonos con cada flor, con cada piedra, con cada vaca, con cada cabrita, cada pajarito… A esto me refiero con adaptar el ritmo al suyo, a entenderlos y a respetar sus necesidades de explorar, de tocar, de sentir en su propia piel. ¿De qué me hubiera servido obligarla a sentarse en la silla de paseo? Y haciéndole caso, pasamos una tarde de lo más entretenida y lo mejor, que gracias a ella, me vienen recuerdos y sensaciones de mi infancia que ya había (casi) olvidado.

De ruta por Suiza. Blausee, Emmental, Adelboden.

De ruta por Suiza. Blausee, Emmental, Adelboden. Valeria con 18 meses.

Por eso os digo que sencillamente es “cambiar el chip viajero”, tampoco se trata de encasillarse y pensar que como vamos con niños tenemos que ir a parar al típico formato de turismo familiar de hoteles con payasos, ojo, que de vez en cuando están bien, pero como siempre digo y viajando con niños opino lo mismo: no hay mejor destino que otro, sino el que más os apetezca en cada determinado momento de vuestra vida. Con este fundamento, opino que se puede viajar casi a cualquier sitio con vuestros hijos, sólo hay que encontrar un alojamiento en condiciones óptimas para los niños y adaptar el viaje a todos los miembros de la familia. Así que si antes de tener hijos os gustaba viajar y realizar escapadas, ¿por qué no hacerlo ahora en compañía de las personitas a las que más queréis en la vida?   Y como nota final, y basada también en mi experiencia: no dejéis nunca que os llamen “locos” por querer seguir viajando con vuestros hijos. Os aseguro que será una experiencia reconfortante, divertida y de lo más enriquecedora.

¡EXPERIMENTA!¡VIVE!

Por Silvia Martí. 

Anuncios

2 pensamientos en “¿ES POSIBLE VIAJAR CON UN BEBÉ?

  1. Hola Silvia!!! Claro que hay que seguir viajando aunque se tenga un bebe, pero como tu dices, hay que adaptarse a sus horarios, a sus necesidades… y estar preparados para cualquier contratiempo (véase una caca trepadora… 😀 ) Hace un mes que nació nuestra pequeña Sofía, y a finales de mes nos vamos a Cerdeña dos semanas y en octubre a España… (eso sin contar las escapadas de fin de semana en Suiza). Por cierto, podrías darme algun consejo para viajar en avión con el Cameleon? Volaremos o con Iberia o con Swiss… Muchas gracias y un saludo!!

    • Hola Lucía!
      Qué bueno tener a otro bebé viajero, Sofía estará encantada, ya verás!
      Tan pequeñitas se adaptan a todo y el tema vuelos lo llevan fenomenal.
      No sé si habrás leído mi post sobre viajar en avión con tu bebé, hay bastante info sobre el tema.
      Sobre el Camaleón, yo también tengo el Bugaboo Camaleón y te aseguro que es un carrito todoterreno, jejeje En el post que te he dicho antes, pongo también info sobre viajar con el carro o no, post y contras y cómo pasar el control, etc. Cualquier duda me dices!! Y por supuesto, cualquier consejito para otras mamis viajeras, siempre es bienvenido!
      saludos!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s