5ªPARTE: MONTEVERDE

Con el fresquito de la mañana, empieza nuestra nueva aventura, maletas, desayuno y al coche, MONTEVERDE, ¡allá vamos!

En el mapa veo que son 110Km aproximadamente, pero ¡agüita salá! la de curvas y caminitos que nos esperan…

plano monteverde

Antes de partir, aprovechamos y paramos en una tienda en el pueblo de “La Fortuna”, también nos regalamos mutuamente un ratito de ordenador en un ciber, mientras nuestra ropa se lava en una lavandería del pueblo, la tenemos llena de barro y era preferible antes que guardarla así… ya empezaba a oler un poquito…jejeje y con la humedad era imposible que se secara bien.

Entre unas cosas y otras, hemos pasado media mañana, pero ha estado bien, al final acabamos de “charreta” con los del ciber… compramos unas bebidas y salimos por fin a la carretera. A lo lejos, vamos dejando atrás la silueta del volcán… después de casi una hora, sin darnos cuenta y haciendo caso de mis indicaciones, circulamos por carretera de piedras, ya no vemos coches, ni casas, en esta ocasión, no se trata ni de vegetación tropical ni tampoco jungla, atrás se han quedado los bosques tropicales con su calor pegajosa, ahora, tan sólo campos y zonas verdes con vacas pastando, nos recuerda al norte de España, la temperatura, el ambiente que se respira, la bruma fija…

“¿Silvia, seguro que es por aquí?” me dice Javi aguantando el pedal del acelerador como puede y casi teniendo que tocar el embrague de lo lentos que nos obliga a ir la carretera… no vamos a más de 20Km/hora. Y los baches son enormes…vamos a trompicones ascendiendo por una sinuosa carretera casi en espiral,  nuestras posaderas van dando botes que no veas…

“Que sí, que no hay perdida, el plano lo marca en puntitos marrones, esto quiere decir, carretera de tierra… Vamos bien” le digo.

costa rica 089

Seguimos…45 minutos más tarde a esa velocidad, es insufrible… y el hambre aprieta… ¡aquí no hay ningún sitio para comer! Y yo soy de las de 5 comidas al día…

Nos cruzamos con un joven a caballo, y nos indica que a unos 10 minutos hay una casa donde procesan jugo de caña natural y tal vez tengan algo de comida.

costa rica 094

Seguimos el camino, ahora conduzco yo, Javi está hasta el gorro de conducir así, conforme se empina la carretera ganamos en altura, vistas preciosas, sí, pero más lluvia y barrizal…jejeje

¡mira ahí está! Vemos un cartel pintado a mano sobre una tabla de madera:

“JUGO DE CAÑA NATURAL”

Nos dirigimos hacia la casa al final del camino, hace fresco y empieza a llover de nuevo, esta vez con más fuerza…

“¿Aquí habrá alguien?” Nos quedamos unos minutos dentro del coche pensando qué hacer…Y de pronto sale un señor con 2 paraguas hacia nuestro coche.

“Vengan, entren… no se mojen…”

Muy amablemente nos acompaña hasta su casa… “pasen, pasen…tendrán hambre, ¿quieren comer?” Nos miramos, y decimos con la cabeza, sí, sí…Esto es un regalo caído del cielo.

“Manuela, prepara unas platitos para estos muchachos que vienen con hambre”. Le dice a su esposa. Y nos dice mientras prepara la comida, “¿quieren ver cómo hago el jugo de caña?”

Total, que allá que vamos, y en menos de 10 minutos, estamos Javi y yo como dos expertos, extrayendo el jugo según nos indica nuestro nuevo amigo. “¡Qué rico! Recién exprimido… dulce y sabroso”.

Después de un ratito, entramos de nuevo a la casa, y nos sacan un plato de gallo pinto delicioso…

Comemos muy a gusto, veníamos con hambre, y de la nada, el vernos en casa de este matrimonio tico, comiendo como si fuésemos de la familia, no tiene precio.

Nos empieza a contar historietas…nos pregunta cosas de España… este hombre tiene cuerda para rato, nos ofrece también un café… y toca despedirse, no sabemos cómo actuar,  nos sabe mal porque nos han dado muy buena acogida pero no es un restaurante donde hay lista de precios…

Recuerdo que antes había visto un cartelito al lado del jugo de caña que ponía algo así, como que diésemos la voluntad… y así lo hemos hecho. Un buen apretón de manos y un ¡buen viaje! ha sido la tierna despedida con el matrimonio.

Seguimos el camino conversando, si es que, no sé cómo nos las apañamos que al final siempre acabamos en casa de algún nativo del país donde estemos…jejeje Esto es lo bueno que tiene el viajar por libre, que en el momento menos esperado ya tienes otra anécdota que contar.

costa rica 093

Ha dejado de llover, y en su lugar una densa niebla… menos mal que estamos llegando, ya vemos algún cartel… parecía que era la carretera sin fin…pero ¡sí! Ya estamos en la reserva biológica de Monteverde y sus bosques nubosos.

“¡Ahí, ahí!” Casi en mitad del camino, nos tropezamos con el cartel de nuestro hotel, mira qué suerte, directos con el coche a la recepción.

Nos indican el camino hacia nuestra habitación, a la que podemos acceder con el coche y dejarlo al lado de nuestra casita. El hotel se distribuye en bungalows de madera a lo largo del terreno con jardines y grandes árboles.

img_4114

“¡Qué mona!” Digo yo. Está situada sobre una ladera, con unas vistas increíbles al propio bosque. Entramos y es muy bonita, de madera, con grandes ventanales y un gran balcón con vistas. Sin grandes lujos, pero aquí, realmente lo que le da todo el encanto es el entorno, no te hace falta más.

costa rica 102 costa rica 105 costa rica 106 costa rica 107

Mientras hacemos el check-in, en el propio hotel contratamos un tour nocturno para después de cenar con guía sólo para los dos…En el mostrador tienes ofertas de todo tipo y de todas las agencias que ya había visto en los foros de viajes.

Sobre Monteverde deciros que a diferencia de los bosques lluviosos, los bosques nubosos usualmente tienen menos lluvias. Sin embargo debido a que el bosque nublado está situado a una altura mayor, tiene mayor humedad y por consiguiente es mucho más nublado que el bosque lluvioso. Esta reserva biológica esta ubicada en una elevación entre 1.200 y 2.600 metros y esta rodeado por una cubierta brumosa que mantiene una fantástica diversidad de flora y fauna. Con frecuencia crea un entorno surrealista, haciendo que esta reserva se considere uno de los santuarios de vida salvaje más excepcional en el Trópico del Nuevo Mundo.Cogemos el coche y vamos al pueblo de Monteverde, en sí, es un pueblecito con restaurantes, cabinas (alojamiento) y agencias de deportes de aventura, todo enfocado para el viajero. Buscamos en concreto un restaurante muy famoso del lugar, “The Tree House”…no estará muy lejos, porque este pueblo son cuatro calles… “¡mira ahí!”

“¡qué chulada de sitio y qué ambientazo!” En mitad del restaurante crece un inmenso árbol, y las mesas están situadas entre las ramas, de hecho hay lugares por donde tienes que pasar por encima, esquivándolas…jejeje cenamos de maravilla, eso sí, a precio de turista. Pero de nuevo, vale la pena. Muy buena comida y unos mojitos muy ricos…todo amenizado con música en directo… ¿qué más se puede pedir?

costa rica 091 costa rica 122

Volvemos al hotel… la aventura nocturna nos espera…

Nos preparamos a conciencia, miro a Javi, me miro a mi reflejada en el espejo del baño y me empiezo a partir de risa… parecemos los extras de cualquier película de Indiana Jones…jejeje

Javi va con su mega linterna, que hoy sí que sí, va a darle el uso que se merece. Además de que en este hotel, es imprescindible para moverte por los senderos, ya que la iluminación es casi nula.

Nos encontramos con el guía naturalista, Pablo Alberto, experto en fauna y flora del lugar.

Empezamos la caminata, apenas hay luz, y de pronto con voz sigilosa:

“¡Miren allá arriba!” Enfoca con su linterna, Javi con la suya, y allí está un perezoso de dos dedos enroscado en una rama. El guía se queda asombrado con la linterna de Javi. “Déjeme ver la suya… pequeñita y súper potente… muy buena… esto sí que es una linterna…” sólo le hacía falta a Javi ese comentario para crecerse en su orgullo de “explorador”…jeje

Vamos por un sendero estrecho entre la vegetación, Pablo Alberto, yo en el medio y Javi detrás de mi. Tan sólo la luz de nuestras linternas (que por cierto yo no llevo) alumbran nuestro paso. Nos dice que enfoquemos sólo al suelo, para no estorbar ni interrumpir la vida animal. Debo reconocer que da un poquito de miedo, pero ese miedo emocionante, del que te gusta vivir. La oscuridad de la noche y el saber que estas en mitad de la selva pues sinceramente…”acojona un pelín”…

“Pablo Alberto, ¿qué clase de animalitos se nos pueden cruzar?” Le pregunto yo.

“Según la suerte de cada noche, por ahora vamos bien, un perezoso para empezar es mucha suerte, pero tranquilos, que los animales no suelen atacar  si no se les molesta, así que no toquen nada, no se apoyen en los árboles ni se salgan del sendero”

“No suelen…” me dice Javi en voz bajita…jejeje

Seguimos andando, los sonidos de la fauna nocturna son impresionantes, te hacen estar en un modo de alerta continua.

Y empieza el festival de animalitos e insectos:

“¡Miren aquí!” Un insecto palo de gran tamaño posa sobre una ramita. Es increíble como se camufla y mimetiza con el entorno. Es un insecto que si no lo ves detenidamente pasa desapercibido. Me encanta.

“¡Mira aquí hay otro pero con forma de hoja!” Dice Javi agachándose para verlo mejor.

Escuchamos un ruido, nos giramos bruscamente hacia el lado del sonido, esto parece de animal más grande, nos quedamos quietos, ni pestañeamos, y el guía hábilmente nos dirige con la linterna… y hablando en tono muy pero que muy bajito, nos dice: “allá, miren… Es un pizote…” podemos verlo perfectamente merodeando por la zona hasta que desaparece en la oscuridad. Los pizotes son llamados también coatíes, y son mamíferos de pelo oscuro, de unos 80 cm, con una larga cola, hocico puntiagudo, orejas cortas y ojos saltones.

Es una sensación extraña, el observar siendo observado. Volvemos a ver varios búhos con sus grandes ojos clavados en nosotros.

¡buf! Cómo lo estamos disfrutando, es una experiencia digna de ser vivida.

“¡uauuu! Pedazo araña y pedazo tela de araña… ¡enorme!”. El guía nos anima a tocarla con extremada suavidad, el tacto es pegajoso, es así para que las posibles presas queden pegadas a ella, podemos tocar los hilos como si arpas de guitarra se tratasen…de nuevo… “uauuuu”, nos quedamos asombrados.

“¡mira sapos! Vamos, aquí hay de todo…” exclamo.

De pronto algo pequeño corre por detrás, a Javi le da un susto que me coge la cintura sobresaltado, y yo pego un bote, era una guatusa, nos dice el guía, una especie de rata grande de 2 o 3 kilos… casi nada…jejeje

“¿esto es otro insecto o no?” Me cuesta diferenciarlo, es un insecto corteza, impresionante de nuevo como adquiere la forma idéntica a una corteza de un árbol. El guía me felicita, “muy bien, Silvia, ese es difícil de ver”. También hay otro, el insecto musgo, ese sí que es difíciles de ver…

De pronto nos dice el guía, apaguen las linternas.

“¡Qué! ¿qué?”

“Sí, háganme caso y verán…”

Javi me abraza por detrás y apagan las linternas, la oscuridad es total, no vemos absolutamente nada, ni siguiera sombras ni siluetas, nada… y al girar la cabeza y transcurridos unos segundos, nos dice Pablo Alberto:

“¡Disfruten del momento!”

“¡uauuuuuuuuuuuuuu!” Cientos de luciérnagas brillan formando una escena mágica de las de guardar en la memoria. Estos bichitos de luz pasan a encabezar mi lista de favoritos… “¡qué bonitos! y ¡cómo brillan!”.

Escuchamos de nuevo ruido entre la maleza, el guía entra un par de metros… ¡es un armadillo!

Lástima que no llevamos una buena cámara de fotos…

Y para terminar nuestra ruta nocturna, una serpiente duerme enrollada entre unas piedras y ramas… yo ni  siquiera la había visto y la tenía a menos de un metro…

costa rica 214

“Dejémosla dormir en paz, jejeje”.

“¡Qué subidón de noche!” Realmente 100% recomendable. Y lo que hemos aprendido no tiene precio.

Es hora de retirarnos a descansar, nos quedamos un ratito a la fresca en el balcón de la habitación disfrutando de los sonidos de la noche.

Empieza el día, y estamos full de energía, con ganas de comernos el mundo, hoy sé que va a ser un día de emociones fuertes, más que nada porque la agencia que hemos contratado para hoy se llama “ Extremo”… jejeje

Salimos hacia el restaurante del hotel para desayunar y hace bastante fresco, es necesario llevar un polar o sudadera gordita. Y en Monteverde, siempre, siempre, hay que llevar el chubasquero en la mochila.

Cogemos fuerzas y disfrutamos comiendo, fruta, cereales, zumo y un buen café.

En primer lugar nos dirigimos hacia los puentes colgantes, esta excursión se basa en pasear por senderos que te llevan a unos puentes sobre las copas de los árboles en el bosque nuboso.  Por el camino hay unos 8 puentes colgantes con longitudes que van desde los 50 a los 170 metros y  que penden entre unos 15 y 60 metros de altura.

costa rica 152

Es una gozada de caminata, los puentes son largos y el suelo es de rejilla por lo que da cierta impresión, además de que se nota levemente un movimiento, sobretodo cuando empezamos a dar saltos sobre ellos… jejeje Las vistas son preciosas, la riqueza de la naturaleza infinita, también observamos a las aves que van de un árbol a otro, lo que  más me llama la atención son los helechos gigantes, casi irreales, como sacados de la película “Avatar”, las orquídeas que crecen enredándose en las propias ramas (hay unos 400 tipos de orquídeas en esta zona) y la frescura que se respira en el ambiente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los árboles parecen estar decorados por las orquídeas de colores, helechos, bromelias, lianas y musgos. La naturaleza es sabia, y como tal, estas plantas trepan por los árboles buscando los rayos del sol de las alturas.

costa rica 166 costa rica 140 costa rica 149 costa rica 135 costa rica 129 costa rica 179

Esta excursión es para todos los públicos, es decir, que no tiene dificultad siendo un agradable paseo de unas dos horas por las alturas. Y con suerte y si vas en la época de anidamiento (marzo y abril) puedes ver al mítico Quetzal.

Nos recoge la furgoneta de la agencia y nos preparan para el gran plato fuerte, “el canopy”, esto es lanzarse por cables situados en los árboles más altos del bosque.

Nos preparan bien, dándonos las explicaciones pertinentes de seguridad y colocándonos el arnés y mosquetón para engancharnos a los cables y un guante que será con el que frenaremos. Nos advierten bien de donde hay que cogerse y de donde NUNCA hay que cogerse…”¡Ayyyy madreeeee!” Estamos emocionados con la adrenalina a puntito de dispararse. Empezamos el primer cable, este es como de toma de contacto, un cable de unos 120 metros de longitud y 30 de altura, no tiene mucha pendiente por lo que nos dicen que no hay que frenar apenas al llegar al final.

costa rica 190

“¡yupiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! ¡qué pasada! ¡qué sensación! ¡qué vistas!”

Hemos completado todos el primer cable y casi todos pecamos de haber frenado antes de tiempo, esto tiene como consecuencia que tienes que tirar con los brazos al tiempo que el monitor del otro lado te ayuda estirando.

Bueno, pasamos al siguiente, este ya es más largo y con más altura… “¡guayyy!”

costa rica 194 costa rica 191

Cogemos confianza, la verdad que no da miedo y nos sentimos seguros, eso sí, respirando adrenalina por los cuatro costados…

Seguimos de árbol en árbol por los cables, cada cual más largo y alto. Este último ha sido de 700 metros… IMPRESIONANTE. Después de más de una hora surcando los cielos… llegamos a un punto donde nos tienen preparados una sorpresita, nos dicen: “¿quién se atreve con el tarzán?”

“¿eeeeeh?”

A mi es decirme, ¿quién se atreve? Y allá que voy yo, aunque dejo paso primero a una pareja que se ha colocado en primer lugar muy decididos.

El tarzán es lanzarse “rollo puenting” desde un árbol al que accedes subiendo por una plataforma, te agarras a una cuerda y te tiras al vacío, casi cuando parece que te vas a estampar contra el suelo, hace el efecto como “tarzán de los monos” y te mueve de un lado a otro…

costa rica 196

Tengo un video, así que valen más estos 13 segundos que mil palabras…jejeje

https://www.facebook.com/photo.php?v=1761281282686&l=983334265317091907

Seguimos con el canopy, podemos relajarnos admirando el paisaje que es embriagador.

Por el camino, nos encontramos con este bello ejemplar:

costa rica 207

De pronto, truenos y relámpagos y una fina lluvia que se va convirtiendo en una tormenta del 15, resultando peligroso por el tema de los rayos en los cables. Sólo nos quedaba uno para terminar el recorrido, pero nos indican que por seguridad finalicemos aquí. Lástima, pero lo hemos disfrutado al máximo. Otra vez, os lo recomiendo al 100%, no hace falta estar ni en buena forma ni tener experiencia en nada, es fácil y muy gratificante. ¡Te sentirás muy vivo!

Por la tarde y sugerido por una nueva amiga tica de la capital que viajaba sola,  vamos al serpentario y al mariposario, no tiene el encanto de ver a los animales en libertad, pero las explicaciones del guía valen mucho la pena y además si quieres puedes coger algunas serpientes. Como no, yo, tenía que hacerlo, jejeje si es que no dejo que me cuenten nada… jejeje

costa rica 216 costa rica 221 costa rica 244 Costa_Rica_340

Volvemos al hotel, baño calentito y nos cambiamos para salir a cenar al pueblo.

Parqueamos (como dicen ellos para aparcar el coche) y a lo lejos vemos a una pareja que nos resulta familiar… “¿son ellos? ¡Síííííííííííííí!” Son una de las parejas de españoles que conocimos en Tortuguero con la que vivimos la experiencia del desove nocturno de las tortugas… besos y abrazos, qué alegría encontrarnos.

“¿Dónde vais a cenar?” Les pregunto. “Al “Tree House Restaurant”… nosotros cenamos ayer allí, está muy bien” les digo…

Total, que acabamos cenando juntos compartiendo risas y todas las aventuras vividas en los últimos días.

costa rica 248

Con pena, nos despedimos, ahora sí que sí, nuestras rutas se alejan, ya que mañana nosotros partimos hacia Manuel Antonio.

Monteverde ha sido pura adrenalina. Toda una experiencia recomendable para los viajeros con sed de aventura y una clase magistral de “ciencias naturales”.

MONTEVERDE “PARA REPETIR”

Anuncios

4 pensamientos en “5ªPARTE: MONTEVERDE

  1. Hola xicos! Mi nombre es Isabel y he dado con vuestro blog ya que nos estamos montando un viajecito a costa rica muy similar al vuestro. Podríais decirnos con que empresa contratasteis el tour nocturno por monteverde, ya que hay mil tour por internet y nos gustaria algo parecido al vuestro.
    Por cierto unas fotos estupendas, lo pasariais genial!
    Un saludo.
    isabel
    isalvir@hotmail.com

    • Hola Isabel!! Me alegro q te haya gustado😉 el tour lo contratamos directo con el hotel de monteverde, despues de comparar, este nos lo hacía en privado😉 es depende de lo q busqueis. Cualquier cosita, m dices!! Cuántos días y q ruta?? Q ganitas de volver!! Es una maravilla d viaje😀😀😀😀

  2. Hola!!! 🙂
    Me gustaría saber en qué hotel te quedaste en Monteverde, me podrías compartir el dato?
    Muchas gracias!!
    Tus fotos y todas tus recomendaciones están increíbles!!!

    • Hola Gabriella! Pues si te soy sincera es el único hotel que no recuerdo el nombre, lo he intentado buscar en internet para ver si me acordaba pero no lo he encontrado, sorryyyy estaba 1 Km del pueblo de Monteverde y era de los de gama media. Si consigo encontrarlo te vuelo a escribir. Por cierto, te adelanto un notición sobre mi nuevo proyecto que ya está en marcha…. http://www.children-friendly.com un portal web para viajar con niños a cualquier parte del mundo, buscador de alojamientos y viajes, comparador y reservas. Consejos, comunidad de viajeros… Un saludo!!! y si estás pensando en ir a Costa Rica, me escribes que somos especialistas en este destino, este verano volvimos a estar durante casi un mes visitando hoteles, acuerdos con tours, guías expertos locales…! tanto si os lo queréis montar por vuestra cuenta como si preferís que os ayudemos a organizarlo. Me escribes: info@children-friendly.com Un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s